CONCLUSIONES VIII CONGRESO MUNDIAL TAURINO DE VETERINARIA

Conclusiones:

  • Debe mantenerse la intangibilidad del toro de lidia para proteger la integridad del espectáculo y los derechos del consumidor. Para ello es necesaria la continua preparación del veterinario de espectáculos taurinos y la unificación del baremo de méritos en su formación como profesional.
  • Se ha de intentar la aplicación de la normativa taurina de forma seria y adecuada  para evitar ser cómplices de aquellos que solo quieren defender sus intereses. La utilización de casi un encaste único para los espectáculos taurinos por la exigencia de la flora del toreo repercutirá en el corto o medio plazo en el rechazo de la Fiesta por parte de los aficionados. Se hace necesario un esfuerzo para recuperar los encastes minoritarios.
  • La profesión veterinaria está esperanzada con el desarrollo de los cinco ejes fundamentales del Pentauro (calidad, competitividad, cooperación, conocimiento y comunicación) por el bien del futuro de la Fiesta, aunque lo importante es garantizar sus elementos esenciales con independencia de la existencia de varios reglamentos. Es importante la unificación de criterios entre sus protagonistas: administración, presidentes, delegados, aficionados, toreros, empresarios, ganaderos y veterinarios para tratar de salvar la Fiesta.
  • El intento de los investigadores por tratar de conocer el genoma del toro de lidia y la implantación actual de los diferentes encastes puede suponer un reconocimiento internacional de nuestra raza y de la Fiesta. La distancia genética promedio entre los encastes del toro de lidia es del 20 por ciento, que es mucho más elevada que la media de las razas bovinas europeas.
  • El futuro del profesional veterinario en las Facultades de Veterinaria se mantiene gracias al gran esfuerzo de los estudiantes aficionados, que tienen escaso o nulo apoyo institucional.
  • La organización de la Fiesta en Francia trata de preservar la esencia del espectáculo buscando principalmente su parte comercial mediante sistemas democráticos de participación de aficionados y autoridades. En Colombia, la Fiesta de los toros es un negocio populista con escaso o nula unificación de reglamentos. En ambos países también existe un movimiento antitaurino importante.
  • La repercusión de los costes veterinarios en la cuenta de resultados de los festejos es tan pequeña que cualquier reducción de dichos costes no tendría repercusión significativa en el balance general de la organización.
  • No debería admitirse la sinonimia entre cuernos y astas en el lenguaje de expertos taurinos. Lo adecuado el hablar de cuernos para referirse a toro de lidia.
  • El uso de la termografía en reconocimientos veterinarios a priori podría ayudar ante una posible sospecha de manipulación fraudulenta de los toros.
  • La puntilla insensibilizadora de perno cautivo debidamente mimetizada podría suponer un avance en el bienestar animal de los espectáculos taurinos.

Comments are closed.